IU denuncia que el PP está dejando morir la residencia asistida de Diputación

María Jesús Amate insta al equipo de Gobierno que dirige Amat a invertir para tener unas instalaciones dignas

La diputada provincial de Izquierda Unida en Almería, María Jesús Amate, quiere denunciar públicamente “el abandono al que tiene sometido a la residencia asistida el equipo de Gobierno de la Diputación Provincial, dirigido por Gabriel Amat, cuya última jugada para ir eliminando plazas y servicios ha sido denunciar el concierto de 47 plazas con la delegación de Igualdad”.

Amate recuerda cómo el PP ha ido abandonando la residencia asistida “y la está dejando morir, en vez de invertir en recuperar unas instalaciones que han sido orgullo de toda la provincia. Primero fue el cierre de la unidad de Levante, que supuestamente se cerraba temporalmente y lleva cerrada desde 2012. Prueba de ello además es el próximo cierre de la unidad de Poniente”.

“En efecto, ante el rumor de cierre definitivo de esta unidad, rumor que viene rondando en Diputación desde hace un año, pedí una reunión con el diputado de Igualdad y hace unos días nos confirmó que era cierto: la unidad de Poniente se va a cerrar debido a las malas condiciones en las que se encuentra y las obras que necesita. Además nos dijo que habían procedido a denunciar el concierto de 47 plazas con la Junta de Andalucía, de manera que la residencia se va a quedar con 120 plazas”, relata Amate.

Para Izquierda Unida, no valen las excusas de que “las instalaciones están anticuadas o las tuberías no se adaptan a la normativa, ya que desde la Diputación no se está haciendo nada por solucionarlo. No invierten en renovar ni reformar. A día de hoy es un edificio antiguo, con necesidad de reforma, pero hemos llegado a este punto por la falta de inversión; si durante años se hubiera ido manteniendo el edificio y haciendo obras poco a poco ahora no nos encontraríamos con la necesidad de reducir plazas. La residencia ha sido un referente y ahora la han convertido en una residencia mediocre de pocas plazas”, argumenta la diputada por IU.

Por otro lado, “nos preocupa que con esa reducción de plazas venga además la reducción de personal. La residencia lleva muchos años sin sacar a concurso público plazas de personal, que se han ido cubriendo con bolsas de empleo, y si hay menos residentes el personal fijo sería suficiente y no habría nuevas incorporaciones de personal”.

Desde IU “creemos que el PP lleva mucho tiempo planeando la pérdida de esta residencia, abandonándola poco a poco y no estamos de acuerdo, no lo vamos a permitir. La residencia debe ser una residencia de calidad, se debe invertir en ella para tener instalaciones dignas y que vuelva a ser el buque insignia de esta Diputación, como antes lo fue”.