IU denuncia que Gabriel Amat inaugura esta nueva etapa como presidente del PP con la continuidad de casos de corrupción

La formación exige dimisiones ante las 25 causas abiertas a Amat y el caso de Olula

El presidente del Partido Popular en la provincia de Almería, además de alcalde de Roquetas de Mar y presidente de la Diputación Provincial, Gabriel Amat, recientemente reelegido presidente del PP en Almería, inaugura su reelección tropezando con nuevos casos de corrupción en la provincia. Por un lado le salpica a él directamente con las 25 causas que ha admitido la jueza, y por otro lado en otro punto de la provincia ahora en la Comarca del Mármol, con el caso de Olula, ya que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Purchena ha investigado por delitos de prevaricación al alcalde de Olula del Río, Antonio Martínez Pascual.

“Un imputado no puede presidir un consorcio que mueve casi 17 millones de euros anuales” se reclama desde Izquierda Unida en la comarca. “Por imagen pública de un consorcio que representa a 45 pueblos, el presidente debe dimitir y dejar paso para no dañar la imagen pública”. Los municipios que están planteando irse del consorcio ahora pueden tener una excusa más para no confiar en la gestión de este presidente.

Desde Izquierda Unida de las comarcas del Levante, Almanzora y los Vélez, así como desde sus grupos municipales en estos municipios exigimos “la inmediata convocatoria del Consorcio de Recogida de Residuos sólidos Urbanos previa dimisión de su presidente por estar implicado en presuntos delitos de corrupción”. Hemos de recordar las circunstancias que han concurrido en el nombramiento de Antonio Martínez como presidente del Consorcio, primero en una votación que fue anulada por el Juzgado y por segunda vez con el baile de apoyo del concejal de Ciudadanos en Cuevas del Almanzora y que ha influido en la petición de abandono del Consorcio de numerosos municipios de Almería. Consideramos por ello que su dimisión debería servir para normalizar la situación, rompiendo así la excusa fundada de no confiar en la gestión de un presidente imputado”.

Izquierda Unida a nivel provincial manifiesta que el PP debe tener a alcaldes ‘limpios’ con los que sustituir al actual alcalde imputado de Olula del Río. Y lo mismo para Roquetas de Mar, donde la jueza de Roquetas de Mar ha aceptado la petición de Fiscalía y ha abierto 25 diligencias por las sociedades investigadas de Amat, mientras que en la otra parte de la provincia también el PP queda en evidencia.

En Izquierda Unida estamos convencidos de que Gabriel Amat es el directivo del PP y cargo público con más investigaciones abiertas en este país.
Desde IU Roquetas se pide su dimisión y se recuerda que Amat sigue gobernando el municipio de Roquetas gracias a C´s y a la concejala tránsfuga, a quienes pide que recapaciten, por el bien de Roquetas.

“El PP incurre en un carácter repetitivo y recurrente de la corrupción, esto es un suma y sigue. Como venimos considerando desde hace ya tiempo, creemos que el Partido Popular está podrido al tener en su propio ADN la vulneración de la legalidad en el desempeño de su labor de gestionar las administraciones públicas cuando lo ejercen. De Norte a Sur y de Este A Oeste el PP está lleno de imputados, acusados, investigados, testigos, procesados, condenados, inhabilitados y encarcelados. También en nuestra provincia. El Partido Popular es una máquina de generar primeras páginas con hechos de presunta corrupción, la mayoría de los cuales pierden con el tiempo y la intervención de la Justicia dicha condición de presunta. Hoy le toca el turno al alcalde de Olula y al primer teniente de alcalde de Almería, así como al alcalde de Roquetas de Mar además presidente de Diputación y recién reelegido presidente del PP almeriense.