IU El Ejido denuncia el “tarifazo ilegal” en la piscina municipal

El grupo municipal de IU ha solicitado que se abra expediente a la empresa concesionaria por no ceñirse a la ordenanza de precios públicos de la piscina municipal

El grupo municipal de Izquierda Unida en el ayuntamiento de El Ejido ha registrado la solicitud de apertura de un expediente a la empresa adjudicataria de la piscina municipal, ante lo que califican de una “ilegalidad e incumplimientos de contrato más que manifiestos”.

Y es que la gestión de la piscina municipal está dando mucho que hablar, desde que a inicios de año, el gobierno del PP decidiese rescindir el contrato en condiciones extremadamente ventajosas para la empresa concesionaria y sacar a concurso la gestión, que según el portavoz de IU, “pinta más a un acuerdo de despecho, ya que la nueva empresa adjudicataria tiene otro nombre, pero son los mismos, con un nuevo contrato y mejores condiciones para montar un gimnasio de elite en una instalación municipal”.

El portavoz de la coalición de izquierdas, Juan Antonio López Escobar ha pedido explicaciones al gobierno por “saltarse a la torera la ordenanza fiscal número 32, que regula los precios públicos en la piscina municipal. Porque ya sabemos del afán privatizador y por beneficiar a las grandes empresas de este gobierno del PP, pero el límite está en la ley”. El portavoz ha querido recordar que “la instalación de la piscina es municipal, por mucho que cedan irresponsablemente su gestión, por lo que la ley de haciendas locales obliga a que los precios para su uso sean públicos. Es cierto que se pueden negociar con la empresa, pero se debería en todo caso modificar la ordenanza, y esto debería pasar por pleno, como es evidente no ha sido así, por lo que estarían incurriendo en una ilegalidad y un incumplimiento grave del contrato”.

López Escobar ha querido mostrar los folletos informativos de los cursos de la piscina de los años 2016 y 2017, “donde por ejemplo, para un curso de natación de niños de 0 a 3 años, la ordenanza establece que el precio sería de 98 euros, mientras que la empresa cobra 125, para jóvenes, la ordenanza especifica 53 euros y se les está cobrando 85 euros y estos precios vienen subiendo año tras año según nos han denunciado algunos usuarios, en algunas actividades llegan a cobrar hasta un 30 % más de lo establecido en la ordenanza. Hay que recordar que según el contrato la empresa se financia con el cobro de estos precios públicos”.

Esta denuncia de Izquierda Unida, se suma a otras, “como las molestas obras para los usuarios o la gestión de las inscripciones en los cursos de natación, donde hay colas desde las 5 de la mañana para poder conseguir una plaza, y esta es la piscina moderna y del futuro que nos vendía el señor Góngora, que se lo diga a los vecinos que han pasado madrugadas haciendo cola para apuntar a sus hijos a un curso”.

Desde Izquierda Unida han querido mostrar su disconformidad, con la actual gestión de la piscina municipal y vuelven a mostrar su apuesta por la gestión directa por parte del IMD de esta instalación, que para el portavoz “ no puede convertirse en un gimnasio de elite para quien pueda permitírselo, las instalaciones municipales deben ser accesibles a todos los vecinos, con unos servicios de calidad y en los que la capacidad económica no debe ser una barrera para nadie, son dos modelos de gestión muy distinto, el del negocio por el que apuesta el Partido Popular y el modelo social que defendemos desde Izquierda Unida”.