IU El Ejido solicita que Junta investigue el programa de voluntariado municipal

150304 IU el ejido gobernación hor

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en El Ejido, Serafín Pedrosa, junto a la coordinadora local, Ángeles Fernández, y la provincial, Rosalía Martín, ha presentado esta mañana un escrito en la Coordinación Provincial de Derechos de Ciudadanía, Participación y Voluntariado en Junta de Andalucía, en Gobernación, para denunciar una posible irregularidad por parte del equipo de Gobierno del PP en cuanto al I Programa Municipal de Promoción del Voluntariado.

Rosalía Martín manifestó que “lo que está haciendo el equipo de Gobierno de El Ejido es una auténtica barbaridad, ya que pretende sustituir empleo por voluntariado, aprovecharse del trabajo de voluntarios para no contratar a trabajadores. Tenemos que denunciarlo porque puede sentar precedentes y después de este ayuntamiento lo hace otro y otro y van sustituyendo la creación de empleo por trabajos voluntarios y eso no se puede hacer, por eso IU El Ejido hace esta llamada de atención”.

Pedrosa ha argumentado las razones por las que han presentado la denuncia, ya que:

1. Es un programa que contraviene expresamente el articulado de la Ley 7/2001 de Voluntariado de Andalucía: La ley 7/01 en su Exposición de Motivos establece claramente en su apartado III que “Las Administraciones Públicas, en su respuesta a las necesidades sociales y en su tarea de apoyo y promoción de la acción voluntaria, deberán colaborar y convenir sus acciones y programas con las organizaciones sociales existentes en su ámbito de competencia”. (…) “La Ley es, por tanto, una norma para el voluntariado organizado, esto es, que se desarrolla a través de entidades sin ánimo de lucro.”

El artículo 18.2. especifica lo expuesto en el párrafo anterior, al dictar “Solo de forma excepcional ante situaciones imprevistas de catástrofes y emergencia general, y a falta de otras posibilidades de actuación, podrán las Administraciones Públicas promover acciones voluntarias, estableciendo los mecanismos para que tales iniciativas se organicen de forma independiente en el plazo de tiempo más breve posible y, en cualquier caso, debiendo atenerse a lo establecido en esta Ley en materia de derechos y deberes de las personas voluntarias”

En ningún caso la ley contempla la puesta en marcha de equipos de voluntarias y voluntarios por parte de la administración, es más, lo prohíbe expresamente. Esta prohibición es un pilar básico de la ley por dos razones bastante fáciles de comprender: la primera, porque la propia ley, en su exposición de motivos, entiende que el carácter autónomo del voluntariado es un valor a proteger (artículo 4, apartado e). En segundo lugar, porque el voluntariado no es un instrumento al servicio de la gestión pública, lo que nos lleva al segundo de los argumentos por los que nos oponemos a este programa, tal y como ha sido diseñado.

150304 IU El Ejido gobernación

2. El Programa roza el intrusismo profesional: El citado programa incluye, entre sus actividades, visitas guiadas al Castillo de Guardias Viejas. Habría que preguntar a los guías oficiales y a las tituladas y titulados ejidenses en Turismo que opinan de dicha actividad. Posiblemente responderían que tal actividad requiere de una habilitación profesional. Reza el artículo 6.2. “En ningún caso podrán la acción voluntaria organizada reemplazar actividades que están siendo desarrolladas por medio de trabajo remunerado o servir para eximir a las Administraciones Públicas andaluzas de garantizar a los ciudadanos las prestaciones o servicios que estos tienen reconocidos como derechos frente a aquellas.”

3. El programa es un ataque frontal al tejido asociativo y de iniciativa social: Afortunadamente nuestro municipio es solidario y participativo, por lo que cuenta con entidades de iniciativa social y asociaciones de distinto calado que estarían dispuestas a asumir algunas de las tareas que el ayuntamiento pone en manos de sus propios voluntarios y voluntarias, pero es de sobra conocida que la participación ciudadana y la acción colectiva organizada no son aspectos del agrado del Partido Popular, y mucho menos si estos colectivos pretenden reivindicar aquellas cuestiones con las que no están de acuerdo y tomar parte en los asuntos públicos.

4. El programa rompe con los principios inspiradores del voluntariado: En ningún caso la acción voluntaria debe ser objeto de premio o recompensa, como hace el equipo de Gobierno del Ayuntamiento ejidense. La propia ley 7/01 establece en su Exposición de Motivos que “la esencia de la acción voluntaria se fundamenta en el compromiso libre, responsable y altruista de los voluntarios, expresado sin que exista obligación personal o medie retribución económica alguna. Por ello, considera que su mejor incentivo es el reconocimiento de su interés social y el establecimiento de las medidas de apoyo que faciliten la eficacia de sus actuaciones.”

“Somos conscientes de que premiar no es lo mismo que retribuir pero condicionar la acción altruista que realizan los voluntarios a sistemas de bonificaciones, descuentos y acumulación de puntos es introducir un elemento mercantil que pervierte el espíritu de la acción altruista y solidaria. La labor voluntaria debe ser totalmente desinteresada, por extraño que le parezca al equipo de gobierno, y sin embargo han puesto en marcha un sistema de puntos por el que al hacer más horas de trabajos voluntarios tienen descuentos para algunas cuestiones como el transporte. Por todo ello manifestamos nuestro rechazo al citado programa, que en ningún caso es equivalente al rechazo a la acción voluntaria. Muy al contrario, en Izquierda Unida creemos en el valor de la participación organizada como elemento de transformación social y consideramos que la acción solidaria tiene un valor incalculable en esta sociedad neoliberal y mercantilista”.

Ante esto, IU El Ejido ha solicitado a la Coordinación Provincial de Derechos de Ciudadanía, Participación y Voluntariado en Junta de Andalucía que estudie el caso expuesto y tome las medidas oportunas para poner fin a estas prácticas, desde nuestro punto de vista fuera de la Ley, por parte del Ayuntamiento de El Ejido. Medidas como:

1. La derivación del personal voluntario del ayuntamiento a las entidades de iniciativa social del municipio.

2. Que la financiación del citado programa se destine a la puesta en marcha de una convocatoria anual de subvenciones a entidades de iniciativa social.

3. Que el papel del ayuntamiento se limite lo expuesto en el artículo 20 de la ley, ya expuesto.

Por último, Pedrosa aclara que fomentar valores sociales y democráticos esenciales, promover la conciencia social y dar un papel activo a la ciudadanía a través de acciones que incentiven la participación vecinal en la vida pública del municipio no es suplir con voluntarios la contratación de personal, tal como hace el PP. “Sobre participación ciudadana, transparencia y democracia el PP no puede darnos lecciones, que dejen de confundir a la ciudadanía”.