Izquierda Unida pide que las entidades bancarias de Almería se adhieran al sistema arbitral de consumo de la Diputación

La diputada provincial de Izquierda Unida en Almería, María Jesús Amate, ha registrado una moción en la institución provincial para que esta administración establezca un sistema de arbitraje propio relacionado con derecho de consumidores de productos financieros e hipotecarios.

Tras mantener una reunión, junto con el abogado almeriense Enrique Ruiz, con la Junta arbitral de consumidores de la Diputación, Amate valora muy positivamente el trabajo que se realiza desde este organismo, un sistema de mediación extrajudicial , voluntario, gratuito, rápido y eficaz para resolver los desacuerdos que puedan servir entre los consumidores y los empresarios/ prestadores de servicios, siendo un servicio pionero en la provincia de Almería, con un enorme prestigio social y profesional reconocido por las principales organizaciones de consumidores de Almería.

El sistema de arbitraje en muchas ocasiones es una forma de proteger los derechos de consumidores que muchas veces se ven vulneración por la falta de transparencia, opacidad y falta de información cuando adquirimos un producto.

“Los productos hipotecarios no están exentos de esta polémica, generando una enorme confusión y falta de información para los usuarios que muchas veces sufren abusos cometidos por comisiones bancarias, cláusulas abusivas y enorme complejidad en una negociación extrajudicial para buscar una solución de buena fe en la solución del problema hipotecario. Por ello creemos necesario que este organismo de la Diputación también trate estos temas. Por ello, entre los acuerdos de nuestra moción incluimos que la Diputación Provincial de Almería inicie un proceso de diálogo con las principales entidades financieras de Almería, para firmar un protocolo de adhesión de este sistema de arbitraje relacionado con los productos financieros”.

Asimismo, se solicita que la Diputación Provincial de Almería inicie una ronda de conversaciones con las asociaciones en defensa de los consumidores y usuarios y Oficina de Intermediación Hipotecaria para informarle sobre este tipo de arbitraje.

Para la diputada provincial de Izquierda Unida, “la Diputación Provincial de Almería no puede ser ajena a este tipo de problemas relacionados con los consumidores del ámbito financiero, que repercute de forma directa sobre la economía familiar, siendo necesario que adopte los instrumentos necesarios para que la Junta Arbitral de Consumo pueda establecer algún tipo de arbitraje para este tipo de casos de negociación extrajudicial y otro tipo de cláusulas hipotecarias”.

La Diputación Provincial de Almería podría firmar así protocolos de actuación con las principales entidades financieras en la provincia para que se sometieran a este tipo de arbitrajes tutelados por la Junta Arbitral de Consumo para garantizar que todas las posibles discrepancias y otras dificultades relacionadas con la falta de información y otros abusos que se puedan cometer. La Diputación Provincial de Almería debe exigir a las entidades financieras que actúen con la diligencia propia de instituciones con enorme responsabilidad social no solo para garantizar una adecuada tutela de los derechos de los consumidores sino garantizar una adecuada solución conforme al Código de Buenas Prácticas Bancarias que muchas es una vía de escape para muchas familias.