Las facturas en el cajón demuestran cómo los presupuestos que presenta el PP en Diputaciónson ficticios

La Diputación provincial de Almería “es la segunda de todo el país con más facturas en los cajones, con facturas de gastos ejecutados sin partida presupuestaria, según se ha conocido tras publicarse los datos de las cuenta 413 de las instituciones públicas, cuenta a donde van a parar esas facturas de los cajones no registradas”, informa la diputada provincial de Izquierda Unida, María Jesús Amate.

No en vano desde la oposición “siempre hemos criticado el reconocimiento extrajudicial de créditos por falta de presupuesto en las partidas y a la vista está que tenemos razón: los presupuestos que presentan son ficticios porque luego se tienen que hacer gastos que realmente no estaban presupuestados y el PP va gestionando a fuerza de cambios y cambios”, manifiesta la diputada.

Tanto es así que “la Diputación Provincial de Almería ha llegado a tener casi seis millones de euros en facturas que no están reflejadas en las partidas presupuestarias y tienen que meterse en la cuenta 413 porque no tienen presupuesto adjudicado para llevar a cabo estos gastos. Estos millones son los que el Partido Popular se gasta de dinero público en cuestiones varias que no están contempladas en el presupuesto y se meten después en esa cuenta, dinero del que disponen libremente mientras que se niegan otro tipo de cuestiones necesarias para la provincia y que desde IU venimos demandando desde hace tiempo por el bien de los municipios, para lo que se trabaja desde Diputación”.

Llama especialmente la atención las partidas destinadas a municipios de más de 20.000 habitantes, precisamente los que menos necesitan a Diputación pero casualmente muchos de ellos gobernados por el PP.

Entre estas cuestiones, María Jesús Amate destaca las continuas modificaciones de créditos que debido a la ley de estabilidad presupuestaria se imputan a la cuenta 413.