“Las facturas en el cajón nos dan la razón acerca de la mala gestión del alcalde de Huércal de Almería”

Izquierda Unida critica que el equipo de Gobierno tenga facturas sin partida presupuestaria por más de 200.000 euros

El grupo municipal de Izquierda Unida de Huércal de Almería se ha mostrado muy sorprendido ante los datos que se han conocido, proporcionados por el Ministerio de Hacienda, “datos que desvelan que el municipio de Huércal es el quinto que más facturas tiene en el cajón, sin partida presupuestaria. Nos hemos quedado muy sorprendidos ya que el Ayuntamiento de Huércal es uno de los pocos ayuntamientos de más de 10.000 habitantes de la provincia de Almería que no tiene deudas con los bancos”, manifiesta la concejala y coordinadora local de IU, María Jesús Amate.

La sorpresa llega puesto que sin esas deudas, el hecho de que existan facturas ‘en el cajón’ “demuestra la mala gestión que el PP está llevando en el municipio de Huércal, una gestión que constantemente defienden desde el equipo de Gobierno como buena pero que estos datos demuestran que no es así. Cómo puede ser que un ayuntamiento que no debe nada los bancos tenga más de 200.000 euros en factura que no tienen partida presupuestaria, por lo cual ha sido gastos no previstos”.

Para Amate, “una vez más el alcalde nos da la razón y no la da con datos, y con datos que no son inventados si no reales facilitados por el ministerio, unos datos que nos dicen que no se está gestionando bien el municipio y no se trabaja de forma correcta, que los presupuestos suelen ser ficticios y que los datos suelen estar retocados para que el Ministerio no vea la mala gestión que se hace”.

IU explica que estas facturas llamadas como las guardadas en el cajón son facturas que se ejecutan pero para las que realmente no se tiene partida presupuestaria para ello, por lo que se meten en una cuenta llamada la cuenta 413. Según los datos del Ministerio “se demuestra que el ayuntamiento huercalense, en el cuarto trimestre de 2016 tenía más de 400. 000 euros en facturas sin partida presupuestaria que, finalmente tras la liquidación, se ha quedado más de 200.000 euros.

“No sabemos entonces porqué el alcalde, cuando se le dice que los presupuestos que realiza no se corresponden con la realidad y que hace gastos sin tener partida presupuestaria adecuada y que las cuentas municipales que presenta cada año no se corresponde con las realidades del municipio y que no van adecuados a la necesidades de los vecinos y vecinas se ofenden tanto, cuando los datos que hemos conocido hoy nos demuestran que es cierto”, finaliza María Jesús Amate.